Dios necesitaba tu derrota, para Él sacar triunfo de tu fracaso. Dios necesitaba tu derrota, para convertir en llanto el triunfo de sus enemigos
Dios quiere darte la gracia de Su Amor. Porque te ama, perdona y olvida tus pecados. Porque te ama tiene para ti misericordia.
Ten fe y confía en Dios; mira: Dios se valió de un asesino que huía de la justicia, para librar a su pueblo de la esclavitud de Egipto (Moisés).A un humilde pastor despreciado de sus hermanos, Dios lo hizo rey en lugar Saúl (David).Dios llamó a un hombre que lo perseguía, para que le diera a conocer. (Pablo).Todo esto lo hace Dios para confundir a satanás. Por eso se quiere valer Dios de un pecador débil como tú.
La oración acompaña a Moisés al monte Sinaí para escuchar la voz de Dios, camina por el desierto cuarenta años y observa los prodigios del Señor.
La oración conquista la tierra prometida.
Cuando estamos en el pecado, dejándonos arrastrar del mundo habitamos en la ciudad de satanás. Por el contrario cuando estamos en gracia de Dios y cumplimos su santa Voluntad, habitamos en la Ciudad de Dios.
El Reino de Dios es de todos aquellos que se hacen como niños.
Dios no quiere comprar tu amor con atractivos visibles. Dios cuando llama, primero pide todo, para darlo todo, en esta vida y en la otra.
Si quieres conocer a Dios, necesitas tiempo y dedicación para estudiar, meditar, reflexionar y orar. Esto requiere un ambiente tranquilo, sereno, sosegado, lleno de paz, de la paz que Dios le imprimió a la naturaleza y al primer hombre antes de la primera tentación.
El hombre está recibiendo a cada instante Amor de Dios y siente necesidad de dar amor. Pero el egoísta no da porque se queda con el amor para sí mismo.