1. Salomón puso a disposición de Dios toda la riqueza heredada de David, su padre, más la riqueza de él (la mayor riqueza de la tierra), para exaltar el culto a Dios y darle gloria.

2. Salomón sigue siendo escándalo para los hipócritas, como Judas, que se acuerdan de los pobres sólo en el momento en el cual alguien dispone de sus bienes para darle culto a Dios.

3. María bañó con un perfume de gran valor los pies sagrados de Jesús ante el escándalo de Judas y todos los fariseos.

4. Todo el pueblo se postraba de rodillas para adorar al Señor, cuando Simón derramaba sobre el altar la sangre de uvas (Sirácida 50, 15-17) ¡y era apenas sumo de uvas! que anunciaba la Sangre de Jesús.

5. Cuando el sacerdote levanta la sagrada hostia, levanta el cuerpo de Cristo y cuando levanta el cáliz, levanta su verdadera sangre. ¿Te parece que Dios se siente honrado cuando la gente no se postra de rodillas ante él?

6. Trata a Dios con la confianza como se trata a un papá y no con la parafernalia como se trata a un desconocido. Esto por supuesto, cuando le hables en privado, porque en una ceremonia litúrgica, si conviene que extremes el rigor del protocolo y lo adores como el Rey que es: Rey de reyes, Señor de señores.

7. Jesús ha dicho: Estoy que vuelvo a Mi Templo Santo, hijo, para arrojar nuevamente a latigazos a todos los irreverentes que en Mi Lugar Santo me tratan con desprecio y burla.

8. Jesús quiere estar con su sagrario, en las casas de sus hijos que verdaderamente le aman. Que cada uno pida a sus parientes y amigos objetos de plata y piedras finas, para que le honren como Él se lo merece: como Rey.

9. Antes, Jesús era el centro de los templos; ahora lo han tirado a un rincón. Antes le ofrecían la riqueza como Rey. Ahora le ofrecen la pobreza y frialdad de sus pobres corazones.

10. Hay templos en los cuales no tienen a Dios como Rey sino como un esclavo despreciado; por eso quiere Él, que sus hijos verdaderos lo lleven a vivir a sus hogares, para que El se sienta honrado, acompañado y adorado.

11. Que sus hijos destinen para Dios el mejor lugar cerrado de sus casas, para tenerlo como huésped de honor y miembro principal de la familia.

12. Los que honran a Dios con su culto atajan los castigos.

13. Cuando se piden cosas de valor para el culto de Dios, Él hace que se halle gracia hasta de los más impíos.

14. La pobreza y descuido de los templos, no se debe a la pobreza de los pueblos, sino a la frialdad de los corazones.

15. Le gusta a Dios que la gente vaya al templo bien vestida.

16. Cristo sacaría otra vez del templo, a las minifaldas, los escotes y los shorts, como sacó a los profanadores mercaderes.

17. Provoca la ira de Dios los cobardes que bendicen la unión libre de una pareja o el matrimonio civil de los católicos.

18. Prohibió Dios al pueblo de Israel que hicieran imágenes y esculturas, porque era un pueblo con gran inclinación a la idolatría y pretendían cambiar al Dios verdadero por dioses de piedra.

19. Pero Dios no prohíbe las imágenes de los santos, porque a ellos no se les adora, sino que se les venera y se les pide que intercedan ante Dios, ya que cerca de Él están.

20. Dios a los santos del cielo los escucha; son los grandes amigos del Señor y gozan de El eternamente. Es bueno ser amigo del Rey y de los amigos del Rey, porque interceden a favor nuestro.