1. Dios que te dio la vida se encarga de sostenerte.

2. El que invita paga, y fue Dios el que te invitó a participar en el corto viaje de la vida.

3. Dios da la existencia y la mantiene.

4. Imita a los niños. El niño sólo sabe decir "yo quiero" y lo que quiere se lo dan.

5. El niño sólo sabe llorar o reír. Llorar y reír es la clave para obtenerlo todo.

6. Llorar es oración para pedir; reír es oración para agradecer a Dios lo recibido.

7. Dios quiere que siempre le sonrías en acción de gratitud.

8. No hace falta que llores a Dios para pedirle. Dios sabe a qué hora debe darte todo lo que necesitas.

9. Dios tiene ya solucionadas y previstas, todas tus necesidades de mañana.

10. Con Dios tienes un futuro feliz asegurado.

11. A quienes confían en Dios, todas las cosas les sonríen.

12. Tu futuro es el día de hoy que se prolonga para siempre y hoy no te ha faltado nada.

13. Ten confianza en Dios, sin esperar de El cosas extraordinarias. Dios hace lo extraordinario de forma ordinaria y sin llamar la atención.

14. A Dios no le gusta ser espectáculo. A Dios no le gusta el ruido. El sol funciona silenciosamente porque así lo manda Dios.

15. ¿Porqué te preocupas por tus necesidades, si Dios te ha sostenido desde el vientre de tu madre?

16. ¿Te ha faltado algo hasta el día de hoy?. Dios no cambia de parecer como los hombres. Dios te sostendrá hasta la muerte y tiene ya previstos todos los detalles de tu funeral y las personas que te acompañarán hasta tu tumba.

17. Dios no creó hombres, sino hijos. Cada hombre es para Dios su hijo único.

18. Dios es madre y una madre siempre está pensando en los problemas de sus hijos.

19. Dios piensa a cada instante en ti.

20. Si una madre pudiera solucionar todos los problemas de sus hijos, lo haría, Dios es mucho más que una madre.